Seminograma

El seminograma permite evaluar la calidad seminal del varón, que orienta al equipo médico sobre el tratamiento más efectivo para la pareja, por ello es esencial que se realice en todos los estudios básicos de fertilidad.

A la hora de recoger la muestra, se deben tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Abstinencia sexual de 2-5 días.
  • En caso de haber padecido procesos febriles, comunicarlo al laboratorio, ya que será necesario retrasar el análisis, para evitar que se alteren los resultados.
  • La muestra se debe obtener mediante masturbación y recogerla en un recipiente estéril.
  • En caso de recoger la muestra fuera de la clínica, mantener el frasco cerca del cuerpo y no tardar más de 60 minutos en dejarla en el laboratorio.

 

Este análisis se divide en tres fases:

  • Análisis macroscópico: se valoran parámetros visibles a simple vista, como el volumen del eyaculado, color, viscosidad, filancia, pH. Estos valores pueden informar de alteraciones en la calidad seminal, por ejemplo, un volumen bajo, inferior a 1,5 ml, puede indicar que exista obstrucción en las vías seminales, un color rojizo o rosado, indican restos de glóbulos rojos, que son indicio de infección.
  • Análisis microscópico: en esta fase, se evalúan al microscopio los espermatozoides (gametos masculinos), determinando si cumplen unos valores de referencia mínimos, como son concentración, motilidad, morfología, vitalidad y recuento de leucocitos.
  • Test REM (Recuento de Espermatozoides Móviles): mediante esta técnica, se someten a los espermatozoides de la muestra seminal a condiciones semejantes a las que se presentan en el tracto reproductor femenino, para valorar así cuántos de ellos se activan. La concentración de espermatozoides activados nos indicarían la técnica de reproducción asistida a las que se podría someter la pareja. Normalmente, estos suelen ser la valores usados:

La muestra se podría clasificar de la siguiente forma según tenga afectado alguno de estos parámetros:

  • Normozoospermia: todos los parámetros se encuentran dentro de la normalidad.
  • Hipospermia: muestras con un volumen seminal inferior a 1,4 ml.
  • Hiperespermia: muestras con volumen seminal superior a 6 ml.
  • Aspermia: muestras en las que no se recoge eyaculado.
  • Hematospermia: cuando se observa un olor rojizo en el eyaculado.
  • Oligozoospermia: la concentración espermática es inferior a 16 mill/ml o 39 mill en toda la muestra.
  • Criptozoospermia: concentración espermática inferior a 100.000 espermatozoides por ml.
  • Azoospermia: muestras que no presentan espermatozoides en el eyaculado.
  • Astenozoospermia: motilidad reducida de los espermatozoides. Se calcula el porcentaje de espermatozoides móviles, y móviles progresivos. Se consideran valores de normalidad si al menos el 30% presentan movilidad progresiva o la movilidad total sea mayor al 42%.
  • Teratozoospermia: muestras en las que las formas normales espermáticas es inferior al 4%.
  • Globozoospermia: espermatozoides en los que la cabeza tiene aspecto de globo.
  • Necrozoospermia: cuando menos del 58% de los espermatozoides están vivos.
  • Leucospermia: en muestras donde el recuento de leucocitos supera 1 mill/ml. Indica infección en zona genital o urinaria.

*Los valores de los parámetros están obtenidos de: WHO laboratory manual for the examination and processing of human semen, 6ª ed. 2021.

close

¡No te pierdas nada!

Recuerda crear una cuenta gratuita para ver los cupones de descuento de las clínicas.
¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.