Criotransferencia

Portada » Tratamientos » Criotransferencia

Se puede dar el caso de no poder realizar la transferencia embrionaria en el mismo ciclo en el que se produce la estimulación ovárica, por tanto, se procede a la vitrificación de embriones o blastocisto de buena calidad para realizar la transferencia,  criotransferencia en este caso, en ciclos posteriores.

Antes de realizar la transferencia, se debe tratar hormonalmente el endometrio, haciéndolo más receptivo mediante la administración de hormonas. Una vez confirmada la buena formación del endometrio ecográficamente, se procederá a desvitrificar los embriones o blastocistos, para ser transferidos.

La criotransferencia se realiza en los siguientes casos:

  • Existe un riesgo elevado de hiperestimulación ovárica, como consecuencia de la estimulación ovárica.
  • El endometrio no está lo suficientemente preparado para desarrollar una gestación.
  • Los embriones deben ser estudiados genéticamente y la biopsia embrionaria se ha realizado en día 5-6, no teniendo los resultados a tiempo para poder transferir en ese mismo ciclo.
  • Para el uso de embriones vitrificados de ciclos anteriores.
  • Imposibilidad de realizar la transferencia en fresco, debido a problemas anatómicos o por imposibilidad social.
  • Por preservación de la fertilidad.

Actualmente, la vitrificación y desvitrificación embrionaria son unas técnicas seguras, ofreciendo una tasa de supervivencia superior al 97%, además, al realizar la transferencia embrionaria uno o dos ciclos después de la estimulación ovárica, se elimina el posible impacto negativo que la estimulación hormonal puede realizar en el endometrio. Por tanto, si los embriones tienen una calidad suficiente para ser vitrificados, este procedimiento no afectaría a la posibilidad de conseguir embarazo.

close

¡No te pierdas nada!

Recuerda crear una cuenta gratuita para ver los cupones de descuento de las clínicas.
¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.